El mito de la transición democrática española

El debate nº 48, con Iván Vélez y Rafael Morales, presentados por Ismael Carvallo.
 

La Transición democrática española de 1978 es considerado por muchos como uno de los más exitosos "modelos" de transición democrática de la historia reciente. Legiones de analistas, de politólogos y de "transitólogos", además de prácticamente una generación entera de políticos de distintas latitudes -como en México e Hispanoamérica- se sirvieron y se sirven de la retórica y de las categorías de esa verdaderamente extraña y misteriosa neo-disciplina llamada "transitología" para analizar procesos, conflictos y modelos "en perspectiva comparada" a través de los cuales procuran interpretar la realidad política de nuestro presente.

No falta nunca en la tertulia radiofónica o en el programa de análisis de especialistas, el político o analista perspicaz que, ante una situación problemática, o ante la necesidad de darle salida a un nudo político determinado, no sentencie categórico que lo que en verdad se necesita, para salir de una buena vez de todos nuestros males, es una Transición como la española o un Pacto de la Moncloa mexicana o argentina o chilena o lo que proceda. Y entonces aparecen los aspirantes al Adolfo Suárez o al Felipe González mexicano, paladín de la izquierda moderna... aunque curiosamente no aparece nunca el aspirante a fungir como el Juan Carlos de Borbón mexicano.

En todo caso, lo que en este Debate queremos poner sobre la mesa es la hipótesis siguiente: lejos de ser un éxito luminoso, la así llamada transición española del 78 tiene que ser vista como uno de los más catastróficos fracasos políticos de la historia reciente europea, lo que implica entonces también que tiene que ser del mismo modo vista como una de las más escandalosas estafas ideológicas y políticas de hoy.


Plaza de armaslas evocaciones requeridas   el debate   intervienen

Imprima esta página Avise a un amigo de esta página